viernes, 24 de diciembre de 2010

Lo que nos deja el 2010…bienvenido 2011


El advenimiento del 2011 está cerca . Imagino a cientos de monsefuanos con sensación de felicidad al retornar a la “patria chica” para vacacionar y lo que es mejor, celebrar las fiestas de fin de año rodeados de sus seres queridos. Faltan pocas horas para festejar la Nochebuena y las madres monsefuanas en sus hogares, tratan de tener todo listo para la mesa de honor. Pavos, panetones, empanadas y ese delicioso “mechadito de carne de res ó cerdo ”con garbanzos que resultan irresistibles.

Mi envidia es sana para quienes tienen esa posibilidad del reencuentro, asistir a misa y disfrutar el saludo navideño con el paisano, amigo, vecino y los familiares. Acudir al mercado a hacer las últimas gestiones para la fiesta navideña y durante el trayecto congraciarse con quienes transitan premunidos de ropa nueva, tal como lo merece la ocasión.
Se termina el 2010 y en lo personal estoy satisfecho con ese acercamiento a la “santa tierra”. Imagino a “chito”Custodio y las autoridades del Instituto Nacional de Cultura dando los últimos toques a fin de que los “negritos”y las “pastoras” salgan a las calles para alegrar y engalanar nuestras tradiciones.
En muchas ocasiones y a través de mis crónicas he dicho que Monsefú es más grande que sus problemas y a falta de autoridades (existen sólo para la foto y ceremonias oficiales) ahí están sus hijos listos y radiantes para poner sobre sus hombros las responsabilidades que otros esquivan.
Mi amigo Lázaro Puicón , quien está a escasos días de entregarle la posta a Rita Ayasta, cenará esta noche con sus familiares y no dudo en que tragará saliva cuando al orar, recuerde que tuvo más desaciertos que aciertos y por eso la basura campea, la delincuencia asoma y provoca miedo; y las obras permanecen estancadas. El reto que asumirá Rita es grande, pero ella decidió postular para servir a Monsefú y esa será su tarea : trabajar y trabajar. Así sus familiares y el pueblo se sentirán orgullosos de haberla elegido. Que la experiencia adquirida en su primera gestión se convierta ahora en sensatez, sencillez y sapiencia.

Se termina el 2010 y esperamos que la burgomaestre analice la posibilidad de reorganizar nuestro alicaído Fexticum, que se reúna con personas honorables como Angel Pejerrey, Miguel Gonzales Delgado, Dante Salazar, “pocho” Custodio, el general Sánchez Diez, el catedrático Francisco Farro y otros tantos que aguardan la oportunidad para dar esos consejos que ella necesita.
Rita debe hacer esfuerzos para crear una estrategia que resalte las tradiciones y costumbres de Monsefú. A través de estos atractivos turísticos ella tendrá la posibilidad de mejorar los ingresos y que se reviertan en obras para la ciudad. Se necesita promocionar a Monsefú en forma distinta aprovechando lo que nos distingue: comida, artesanía, folclore y música. Esa es la clave para el desarrollo económico de la ciudad y el bienestar de sus hijos.
Está finalizando el 2010 y emerge como una decorosa alternativa “Ëstirpe monsefuana”, una actividad que contagia, entusiasma y se proyecta para seguir impulsando nuestras tradiciones costumbristas. Terminamos el año con la consagración de dos agrupaciones musicales que nos revaloraron a nivel internacional: Grupo 5 y Los Hermanos Yaipén.
Acabamos el 2010 con los triunfos regionales y nacionales de nuestros joyeros,panaderos y artesanos como Feliciano Salazar Liza, Orlando Garay, Julio Gonzales. Mención de honor en este rubro merece el joven artesano Carlos Ayasta Ballena que convierte las calabazas en artesanía pura y que fue el creador del árbol navideño que hoy alumbra el parque artesanal.Con la colaboración de la población Carlitos utilizó materiales de reciclaje y le dio vida a un árbol que exhibe además costumbres típicas de Monsefú.

Terminamos este año encumbrando a un centro educativo como “Carlos Weiss”que hace las cosas bien y sus estudiantes tienen allanado el camino para ser triunfadores. Se viene el 2011 y vamos a poner el hombro para que en su 50 aniversario, nuestra alma mater,”Diego Ferré Sosa”celebre por todo lo alto sus bodas de oro.
Vamos a recibir el 2011 con el ánimo al tope, para que las cosas positivas sean mayores que las negativas y que la prosperidad llene los hogares de los monsefuanos,tanto en la “patria chica”como en todos los rincones del mundo. Porque donde exista una población emergente, seguro que estará allí un monsefuano.
Feliz Navidad y todo lo mejor para ustedes amigos y compatriotas .Que el 2011 convierta sus sacrificios en alegría y cristalización de proyectos. Hasta el próximo año.( Luis A. Castro )

jueves, 18 de noviembre de 2010

La monsefuanísima marinera de doña “Goyita”



Es una auténtica chola monsefuana. Es una auténtica representante de nuestra indómita raza chimú. Respira tradición y orgullo por la patria chica. De cariño le dicen “Goyita” y se ha convertido en otro de los personajes que prestigian a Monsefú.
De estatura regular, piel quemada por el sol ; ojos negros y vivaces, ella derrocha simpatía y tiene un estilo peculiar para bailar la marinera que le ha permitido pasear su habilidad por diversos rincones del país, especialmente invitada en eventos culturales, costumbristas y políticos como una consolidada artista.
Quienes tuvimos la oportunidad de verla actuar nos hemos erigido en testigos de excepción de su pícaro movimiento cuando danza la marinera premunida de una botella de chicha en la cabeza. Mantiene un perfecto equilibrio, realiza ágiles meneos llenos de elegancia y donaire. Su espontánea forma de bailar llena los ojos de los espectadores quienes inicialmente muestran asombro, luego quedan seducidos por esa demostración y mediante sonoros aplausos confirman su admiración por nuestra monsefuanísima danzarina.
Gregoria Chanamé es su nombre de pila y junto a personas como el bordador Eusebio Gonzales Bernabé,el artesano Carlos Ayasta Ballena, el joyero Feliciano Salazar Liza, Candelario Garay, Julio Gonzales, Orlando Garay Farro y otros , son los pilares en los que descansa y se hace grande nuestro rico folclore que tanta admiración causa en el país y el extranjero.
“Desde hace muchos años practico el baile de la marinera y le adicioné el detalle de la botella cuando recordé que de niña cargaba agua en un balde que lo transportaba sobre mi cabeza. Fui un impulso divino que me ayudó a consolidar ese estilo que ahora me brinda muchas satisfacciones. He recibido muchas congratulaciones de gente de todo el país e incluso de la entonces ministra de economía y ahora candidata presidencial Mercedes Aráoz”, expresó doña Goyita cuando pude entrevistarla.
Ella acaba de recibir una distinción especial de la Municipalidad de Monsefú por su arte y entrega en cada una de las actuaciones que cumple ,dejando en alto el nombre de la “Ciudad de las Flores”. “Para mí es un orgullo representar a Monsefú, por donde vaya siempre luzco en el pecho una banda bicolor con el nombre de mi sagrada tierra”, refirió feliz al recibir la condecoración de manos del alcalde Lázaro Puicón.
Nuestro personaje tiene además otras cosas que destacar. Es experta en tejer alforjas, en fabricar con sus manos nuestra auténtica artesanía utilizando materiales como el “chante”, la “panca”, la”paja macora”.Y un detalle más…es una artesana ecológica que recicla botellas de plástico para elaborar carteras y bolsos. ¡ Qué belleza!!
El arte de doña “Goyita” es una perla más a la cadena de atracciones que tiene nuestro pueblo. Somos una despensa con nuestros productos agrícolas; recibimos a miles de comensales que gustan darse el lujo de saborear nuestras comidas; nuestra artesanía es de las mejores y tenemos ahora una actividad llamada “Estirpe monsefuana” que se consolida porque cuando el amor por la patria chica existe…el entusiasmo y las ganas de seguir encumbrando nuestras benditas tradiciones jamás morirán.
Recuerde que: Usted es de Monsefú…créalo y siéntase orgullo ¡!
(Luis A. Castro )

lunes, 8 de noviembre de 2010

El éxito de "Estirpe monsefuana"








Por: Luis A. Castro

Los días han pasado y aún sigue vivo en las retinas de casi cinco mil personas todo lo acontecido en la segunda edición de “Estirpe monsefuana”, un lindo final para recordar los 122 años de la elevación de Monsefú a la categoría de ciudad.
A base de entusiasmo y amor propio, cientos de monsefuanos congregados en instituciones educativas e instituciones representativas de calles y barrios ganaron las calles para expresar con cuadros costumbristas la riqueza tradicional de nuestra ciudad ,todas aquellas expresiones que ya constituyen un patrimonio diferenciado de la “Ciudad de las Flores”.
Su promotor, el colega Felipe Vallejo ,enarboló el costumbrismo monsefuano que nuestro alicaído Fexticum está dejando de hacer y “Estirpe monsefuana” mostró rasgos que jamás deben morir; usos y costumbres que patentizan la riqueza de nuestro folclore , manifestaciones inherentes de nuestra patria chica que hacen llenar de orgullo a quienes vivimos lejos .
A través de las ondas de radio “La Norteña”, Felipe y los colaboradores de “La verdad es noticia” entusiasmaron a la población para participar voluntariamente del desfile costumbrista. Y la premisa de que las autoridades sobran cuando hay amor propio por el terruño se hizo evidente. Hombres, mujeres y niños dijeron sí a la propuesta de Felipe, embanderaron las calles y prepararon sus cuadros folclóricos.
Fue una lección de dignidad ante la indiferencia de nuestras autoridades que pecan de inanición. La gente entendió el mensaje, puso a disposición de la ciudad su valioso tiempo e incluso gastó sus centavos para presentar estampas llenas de arte, exposiciones que rescatan detalles que jamás deben morir , como la que aquellos personajes que salían por las calles para ofrecer las deliciosas “panquitas de life”, la famosa “poda”; o la vendedora de leche que esta vez pregonó una monsefuana de corazón , mi cuñada Daniela, quien se robó el corazón de la gente con su sencillez y naturalidad . Oriunda de Rumanía, ella encandiló con sus movimientos de marinera y sus gritos “leche fresquita caserito, purita.”.Incluso bailó nuestra danza típica con un caballero ilustre, nuestro inacabable Oscar Kant.
Representantes de “Los Barrantes”, “Nazareno Cautivo” y otros barrios llegaron con sus carretas “vendiendo agua”, “ofreciendo alfalfa”,“ repartiendo verduras”. Mención especial a los callancanos que encabezados por la alcaldesa Rita Ayasta mostraron un cuadro relacionado con el cerro “San Bartolo”, un lugar imperecedero, cuna del nacimiento de Monsefú.
También se hicieron presentes pobladores de Pómape,Larán,Cúsupe,Los Algarrobos y otros tantos caseríos que nos regalaron lo mejor del folclor monsefuano.También participó un vecino tocando el añejo pianito ambulante, aquel instrumento que amenizaba fiestas de las mejores familias monsefuanas en la “quinta” Capuñay ; ó en hogares de los profesionales de la época.
Interpretaciones de un matrimonio o bautizo a la usanza monsefuana también nos hicieron sentir , por lo que la población retribuyó el gesto y talento de los actores con sonoros aplausos. Y esta crónica no puede dejar de mencionar a las atractivas ex señoritas Fexticum, aquel ramillete de reinas que moviendo el pañuelo y enseñoreadas con sus movimientos de marinera hicieron un recorrido para el recuerdo. Algunas de ellas sin prejuicio alguno ofrecían por las calles nuestra bebida de bandera, la deliciosa “chicha”, y la gente correspondía a esas invitaciones sin menoscabo alguno, como mi prima Liliana Escajadillo.
La gente gozó, se divirtió e hizo la promesa de seguir valorando lo nuestro. Monsefú es más grande que sus problemas.
Por eso mi pedido especial para hacer eco al deseo del doctor Jacinto “chito” Custodio ,de mantener vigente la tradicional estampa de “Los negritos”, esa escena que alegra y motiva las fiestas navideñas. ”Los Negritos” es una expresión del costumbrismo monsefuano , un lujo de nuestro patrimonio cultural diferenciado.
Este artículo está graficado gracias a la contribución de Iván Garnique y su padre; al igual que mi primo Marcos Guevara. Para terminar, no se olviden que…”Usted es de Monsefú, créalo y… siéntase orgulloso”.

viernes, 29 de octubre de 2010

Los 122 años de Monsefú








Por: Luis Castro Gavelán

Monsefú cumplió el pasado 26 de octubre 122 años de elevada a la categoría de ciudad. Tuvo una celebración franciscana organizada por la municipalidad, muy diferente a aquellas jornadas de años anteriores donde había garbo y tradición, con un pueblo que masivamente participaba y hacía suyo el homenaje a la tierra del héroe Diego Ferré. La falta de calor humano era notoria por doquier, tan igual como la pobreza comunicacional que existe entre la ciudad y Lázaro Puicón, nuestro burgomaestre de salida.
Salvo la velada musical organizada por el colegio Carlos Wiesse, la presentación del libro del profesor Luis Castro Capuñay y el corso alegórico que ofreció el noticiero radial de Felipe Vallejo, se pudo contrarrestar esta indigente celebración que programó la comisión de festejos del municipio.
La satisfacción de retornar a la patria chica fue colapsada por el panorama que encontré aquel domingo 24 de octubre. Todo un fiasco, toda una decepción hallar calles oscuras, la plaza de armas sin iluminación por falta de pago; con una amenaza de protesta de los trabajadores de la limpieza impagos también en algunos acuerdos. Entonces el saludar a muchas personas también provocó en mí cierto coraje cuando acusaron a un policía de apellido Alvarado de extorsionar taxistas, de tener carta libre para “coimear” y abusar de mis paisanos.
Pero el negro panorama tenía que ser revertido a favor de Monsefú y esa era mi misión. Por eso al día siguiente junto a valiosos monsefuanos y mi familia, llevamos adelante la presentación del libro “Monsefú, memorias de un pueblo líder”, tomo II . Y se cumplió por todo lo alto, con un lleno total, con la respuesta masiva de personalidades y profesionales que luciendo sus mejores galas participaron del acto que enalteció a la “Ciudad de las Flores”.
Agradezco a Dios y a todos los presentes por tan digno evento. Hubo calor humano, se respiró aires de solemnidad; la confraternidad y el sentimiento monsefuanista estuvieron entrelazados y enarbolaron un mensaje claro y preciso: cuando hay dirección y organización las autoridades sobran , el pueblo tiene capacidad de enfrentar los retos que el destino tiene para Monsefú.
Los aplausos, la decidida participación de los asistentes a todo lo programado y la masiva entonación del himno cuya letra pertenece a José Alfredo Delgado y su música a José Escajadillo así lo confirman. “elevemos nuestro himno de gloria…por un nuevo y mejor Monsefú” fue el coro que vibró en las gargantas de los asistentes que al final gritaron un ¡Viva Monsefú! y sellaron su arenga con un ¡Salud! ,sazonado con una copa de peruanísima algarrobina.
Mi agradecimiento reiterado a todos los asistentes a ese evento cultural, al ingeniero Manuel Casas, Angel Pejerrey; Angel Bartra ,padre. Lázaro Puicón, la alcaldesa Rita Ayasta,Teodoro Custodio Diez, Máximo Túllume, Walter Llontop, Omar Cigueñas, los hermanos Oscar y Enrique Kant, el doctor Víctor Yaipén, a Javier Castro ,alcalde de Leonardo Ortiz. Mi reconocimiento a todos los familiares y amigos cercanos que con su presencia establecieron que corren en la misma línea de amor por Monsefú.
La paupérrima serenata a la ciudad fue el preámbulo de lo que aconteció en el día central. Si la presentación del libro de mi padre fue una actividad dinámica y matizada con ribetes de sentimiento y elegancia; todo lo contrario ocurrió con la sesión solemne de aniversario de la ciudad. Escaso público, poco para destacar.
Fue la tribuna que utilizó nuestro alcalde Lázaro Puicón para intentar convencer a los presentes que su gestión tiene nota aprobatoria. Enumeró obras y basó la solidez de su gestión en la nueva carretera a Chiclayo y las lagunas de oxidación que todos sabemos no son totalmente de su autoría y tienen participación directa del gobierno central.
Lázaro condecoró a mi amigo Pepe Castillo en representación del Club Apóstoles. Luego a la carismática “Goyita” Chanamé que brinda espectáculo al bailar marinera con una botella en la cabeza y finalmente distinguió a mi padre por la presentación de su libro. Después fue con su comisión a celebrar al restaurante “Los tiburones” mientras las calles sucias y el parque central a oscuras esperaban su turno .Nuestro alcalde siguió celebrando a su modo los 122 años de Monsefú.
Pero Monsefú es más grande que sus problemas. De eso no cabe duda y mientras exista el misticismo que comprobamos en el evento cultural del 25 de octubre, Monsefú seguirá rumbo al deseado anhelo de sus hijos: provincia ,sí provincia de Lambayeque.


Leyendas:
Foto 1 :
El alcalde Lázaro Puicón distinguió al profesor Castro por su aporte a la cultura de Monsefú.
Foto 2 :
La familia Castro Gavelán en pleno, luego de la exitosa presentación del libro.
Foto 3 :
Un excelente público que gozó y deleitó con el evento cultural.
Foto 4 :
Un saleroso tondero que gustó a los asistentes.
Foto 5:
La mesa de honor durante la presentación del libro “Monsefú, memorias de un pueblo líder”,tomo II
Foto 6 :
Doña “Goyita” Chanamé haciendo de las suyas en su especialísimo baile de marinera.
Foto 7 :
César Flores y Felipe Vallejo durante la entrevista que mi padre tuvo en radio “La Norteña”.

miércoles, 13 de octubre de 2010

“Monsefú, memorias de un pueblo líder” : el libro del homenaje



Tal vez heredé de mi padre el gusto por las letras. Verlo trabajar con ahínco preparando sus clases para el día siguiente y luego ese contacto jovial cotidiano en las aulas con sus estudiantes marcaron mi destino. Por eso nos llevamos tan bien durante los años que pasé a su lado y es motivo especial para mí escribir estas líneas como homenaje a su labor de educador y su acendrado amor por Monsefú.
La última vez que lo vi personalmente me entristeció su semblanza, estaba acicateado por los años , como que los ochenta y pico que lleva encima están pasándole la factura. Su cabello blanco, su rostro con pliegues, su andar cansino me hizo ver que ya mi padre vive los últimos años de su vida. Y durante todos esos días que pasé a su lado en aquella visita nunca dejó de hablarme de su “último deseo”.
Pensé que era algo ligado con la familia, a su situación física o a una promesa de padre a hijo; pero no, ese deseo tenía que ver con su pasión por Monsefú. Su último deseo era publicar sus escritos recopilados en 22 años de duro trajinar. “Monsefú, memorias de un pueblo líder” tiene que salir como herencia de amor a la tierra que me vio nacer, me dijo.
Junto a mi madre, Dora, acepté su pedido y en comunión con mis hermanos y amigos de la familia iniciamos la tarea de publicar esos manuscritos que pronto Monsefú podrá apreciar como un aporte a la cultura.
El libro que estará en sus manos es la expresión viva del amor que mi padre siente por Monsefú. En él narra vivencias, experiencias y la historia misma de una ciudad como la nuestra, que necesita apuntalar su desarrollo con la presencia obligada de todos los monsefuanos como actores directos.
Y mi padre alienta ese progreso, quiere que Monsefú se siga transformando . Desde su tribuna de educador y escritor está aportando su granito de arena y espero que mis paisanos acojan su mensaje. Sus textos, su estilo y su apego a la verdad están plasmados en su libro de casi 400 páginas que será presentado como homenaje a los 122 años de Monsefú, de elevada a la categoría de ciudad.
El próximo lunes 25 , al mediodía, la población de Monsefú está invitada a una actividad cultural , a la presentación de las memorias de la también conocida “ Ciudad de las Flores”.
Mi agradecimiento fraterno a muchos ciudadanos que de inmediato han hecho saber su decisión de acompañar a mi padre en la presentación de su libro, a los cientos de ex alumnos de la escuela “Sabogal” que pretenden rendirle un homenaje. A lo largo de su vida mi padre hizo cosas interesante. Fue integrante de muchas instituciones culturales y sociales; y para orgullo de Monsefú ,junto a Francisco Farro, son los únicos educadores monsefuanos que tienen la satisfacción de colgar sobre su pecho el premio “Palmas Magisteriales”, que el gobierno peruano concede a nivel nacional a los educadores sobresaliente del Perú. ¡Tremendo honor !
Aprendí a querer a mi padre, lo sigo queriendo como cuando tomé conciencia de lo que significa ser padre y espero acompañarlo el lunes 25 para decirle que sigo recordando su jovialidad en las aulas, y decirle también que se esmeró en darme una clase maestra para heredar de él su amor por las letras.
Hiciste un buen trabajo conmigo Lucho Castro Capuñay , te lo agradezco muchísimo. ( Luis A. Castro Gavelán)

domingo, 3 de octubre de 2010

Ganó Rita : tenemos alcaldesa


Monsefú la eligió, el pueblo votó por ella y Rita Ayasta se erigió como la sucesora de Lázaro Puicón. Fue una reñida contienda electoral que la llevó a pelear voto tras voto con Boris Bartra y Víctor Custodio que ocuparon la segunda y tercera posición, respectivamente.
Rita Ayasta ya tiene experiencia , ya sabe lo que es sentarse en el sillón municipal y le aguarda el reto de no defraudar a quienes confiaron en ella por segunda vez y lo que es esencialmente primordial , llevar adelante los destinos de un distrito como Monsefú, que necesita el impulso para seguir creciendo y urge de la mano gerencial de una persona con amplia capacidad de gestión.
Acompañada de su madre Lila Giles Flores y una tía, ella acudió a misa de las siete de la mañana para encomendarse. Sabía que la justa electoral iba a ser difícil y por ello fue a orar, escuchó misa y de rodillas dejó caer algunas lágrimas encomendándose al todopoderoso.
Y parece que Dios la escuchó y echó al traste el favoritismo que a último momento se inclinó por Víctor Custodio. Y Rita será nuestra alcaldesa como lo será Susana Villarán para Lima. Así es, las mujeres están de moda, las mujeres están en el poder.
En aras de un Monsefú en ascendencia le pido a Rita que sea transparente, que sea amiga, que trabaje con el pueblo y para el pueblo ; y que escriba su mejor página para la historia de Monsefú. Que ese agradecimiento lleno de emoción que hizo a través de radio “La Norteña” lo plasme en obras, en trabajo organizado, en una gestión municipal alturada y dispuesta a escuchar en los buenos y malos momentos.
“Tenía confianza, mucha fe y quiero agradecer al pueblo de Monsefú, sinceramente muchas gracias”, fueron las primeras palabras de la electa alcaldesa, quien también agradeció el gesto de su contrincante, Boris Bartra, que acudió a felicitarla.
Y así como ese gesto de Boris, vamos a apoyar a Rita, que sienta que caminando todos juntos y sin mezquindades podemos viabilizar el desarrollo que muchos añoramos por Monsefú. El pueblo ha depositado su confianza en ella nuevamente y debemos aceptar ese mandato, el bienestar de la “Ciudad de las Flores “ está de por medio y por eso mi pedido a los ayer (3 de octubre) perdedores a que se transformen en virtuales ganadores y jamás se les cruce por la mente obstaculizar la labor de Rita.
En un año de gobierno municipal podremos saber a qué dirección nos conduce. Mientras tanto, Rita tiene nuestras vibras, Rita tiene el respaldo de Monsefú.
Mención especial merecen los periodistas y colaboradores de Radio “La Norteña”. Para confirmar que Monsefú está un poco más adelante que Santa Rosa, Puerto Eten,Ciudad Eten, Pimentel y Reque, hicieron un trabajo encomiable. De todos estos distritos Monsefú fue el único que transmitió en directo las elecciones e incluso se dio el lujo de proporcionar a los ganadores en muchas de esas ciudades. Eso es confirmar que estamos a la vanguardia en periodismo radial. Escuché A Eugenio Larrea, Felipe Vallejo, Lucho Gonzales y algunos reporteros .Muchos de ellos pertenecen a programas de radio diferentes, pero nos dieron un vivo ejemplo que debemos poner el hombro y actuar sin roñerías cuando se trata de un bien común. Así Monsefú sale ganando.(Luis A. Castro )
Leyenda de la foto : Rita Ayasta rodeada de ex alcaldes de Monsefú. Gobernará con la buena vibra de todos ellos.

martes, 7 de septiembre de 2010

Las parteras de ayer, las comadres de siempre



Por: Luis A. Castro Gavelán
Son todos unos personajes. De sus manos y esa bendita habilidad aún respiramos, seguimos vivitos y coleando. Les decían parteras; a otras comadronas, no interesa como quiera llamarlas, pero ellas tienen un lugar asegurado en el corazón de miles de monsefuanos.
Era la época en que los ginecólogos y las obstetricias escaseaban, y el doctor Manuel Senmache apenas tenía tiempo para atender casos ginecológicos de rutina y asistir algunos partos. Entonces cuando los gemidos y gestos de una mujer embarazada indicaban que estaba a punto de parir, la confusión reinaba entre los familiares y se escuchan clásicos gritos como: que venga la comadre Giles….. por favor, busquen a las hermanas Santa Cruz…dónde está doña Rosita Saldaña…?
Y ahí estaban nuestras tradicionales comadronas, acudiendo a las viviendas de sus pacientes, disponibles las 24 horas del día y dispuestas a jugar un papel importante en la atención y cuidados de las mujeres en los momentos del parto; idóneas para preservar la vida humana y aunque usted no lo crea, preparadas para recibir simplemente las gracias, llevar a sus casas algunas frutas, verduras o animalitos del corral, o tal vez con mayor suerte alguna compensación económica.
Casi el 80 por ciento de los hombres y mujeres monsefuanos que ahora tienen entre 35 y 60 años llegaron a este mundo de la mano de una partera como consecuencia de la inaccesibilidad a los servicios de salud y por otro lado porque nuestras madres confiaban en su labor; también por razones estructurales propias y porqué no, por cuestiones culturales.
Pero el caso de nuestras parteras no son hechos aislados, existen en todo el mundo y aparecieron para acompañar a otra mujer a punto de parir, en los albores de la humanidad. Existen referencias en la Biblia de la presencia de estas mujeres entre los griegos, romanos, hebreos, egipcios e indios. Son mujeres respetadas por su oficio, autodidactas, sin ninguna educación especial y que tuvieron un proceso de aprendizaje informal, que adquirieron sus conocimientos a raíz de alguna experiencia propia o de algún hecho fortuito que las forzó a atender un parto. Finalmente los años de práctica empírica las graduaron para asumir retos obstétricos.
Monsefú recuerda con cariño a las hermanas Augusta y María Santa Cruz Barturén. Ellas vivían en la calle Manuel María Izaga y tenían una característica que muchas madres recuerdan, provocaban un parto al natural, sin anestesia. Eran muy interiorizadas, algo urañas y nunca llegaron a casarse.
También existieron comadronas como Rosa Saldaña y otra a la que llamaban doña Rosenda. Ellas eran más comunicativas, tan igual como la carismática Victoria Giles, aquella menuda mujer escasa de tamaño, pero grande de corazón. Todas ellas eran muy queridas, formaban parte de la comunidad y presumían cierta familiaridad, pues finalmente se convertían en madrinas de los recién nacidos y por ende, comadres.
Y pude comprobar esa distinción especial a ellas cuando acompañé a doña Victoria Giles, a quien decía madrina. Fui en su busca a solicitud de mi madre que estaba a punto de alumbrar al “conchito” de la familia, mi hermana Rosa. Desde su vivienda en Mariscal Castilla hasta la mía en Federico Castro hay escasamente tres cuadras y alrededor de 25 personas la saludaron con afecto: ¡Buenos días comadrita!.
Y respecto al pago por sus servicios, ella lo confirmó: “A veces nos pagan y en otras no. Algunas veces recibimos lo que por su condición económica pueden dar y no me hago problemas. Me gusta este oficio y lo hago de corazón”, me refirió alguna vez la extinta madrina.
Y dentro de estos personajes en mención, vamos a referirnos a algunas que las llamaban “sobanderas”, y que forzadas por las circunstancias también atendieron partos cuando las arriba mencionadas estaban demasiado ocupadas. No me consta si doña María Quesquén Chiscul lo hizo, pero de lo que no tengo dudas es que ganó fama para predecir el sexo del bebé. Tenía la particularidad de sobar la barriga de la mujer y sostener sin duda alguna: ¡va a ser una cocinerita!…ó ¡será un peoncito!.Tanta fama tuvo que llegó a los oídos de un profesor, quien ávido por saber el sexo de su segundo hijo apostó una caja de cerveza y perdió. Ella acertó el vaticinio y varón salió el cronista. (Luis A. Castro)

miércoles, 25 de agosto de 2010

Tres de octubre : la hora del cambio


Por: Luis A. Castro Gavelán
Son muchos los candidatos pero uno será el elegido. El domingo 3 de octubre Monsefú podrá revertir el fiasco de haber llevado al sillón municipal a una persona como Lázaro Puicón, a quien el cargo le quedó grande y convencido que no se vive de ganas ni de entusiasmo, se perdió en medio de su mediocridad, entre sus buenas intenciones y la irresponsabilidad de haber asumido una gestión sin haberse preparado convenientemente.

Los 19,730 electores que acudieron a las urnas dividieron sus votos y optaron por Lázaro para no apoyar “a más de lo mismo” y fracasamos. Pero también se aprende de las ingratas experiencias y ahora vamos a ponernos “moscas” (sin alusión a la familia Bravo) y decidir por alguien que valga la pena, por el postulante que de verdad esté demostrando en su campaña proselitista que tiene capacidad de gestión edilicia.

Mis queridos paisanos, basta de partidarismos y hacer eco a dulces discursos. Somos uno de los distritos más representativos de Lambayeque, somos una de las ciudades más atractivas del Perú en lo referente al turismo. Monsefú es cuna de personalidades y profesionales que han ubicado su labor a nivel nacional e internacional. Créanselo, no somos una ciudad cualquiera y por ende tenemos que ser responsables al momento de tomar esa decisión cívica.
Debemos de ahora en adelante tener una cultura de desarrollo. Solo así podremos darnos cuenta que no podemos tolerar esas discotecas de mala muerte, que tenemos la urgente necesidad de parar la ola delictiva , que es tiempo de contribuir con la ciudad colocando la basura en su lugar, que es hora de actuar pensando en el bien común.

El otro día dialogué por teléfono con el comandante PN Guillermo Bonilla y le conté que la tranquilidad pública en Monsefú vive a salta de mata ,que el comisario de la ciudad Víctor Berneo dice “no me consta” mientras delincuentes entran a la vivienda de la familia Puicón Pisfil y se roban artefactos eléctricos, que a Walberto Chanamé le robaron su auto tico BC-4751,que a José Gonzáles Capuñay también lo despojaron de su carro AQB-217 en la puerta de su casa; que a Víctor Incio lo asaltaron a punta de pistola en su negocio de cabinas de internet .
Entonces qué está pasando, dónde están nuestras autoridades. Hay que ser mezquinos si alguien pretende negar que Guillermo Bonilla –cuando fue comisario PN en Monsefú- ,con ese amor a la santa tierra, hizo un trabajo de lujo y nos dio tranquilidad y lo que es mejor, condujo a nuestra sociedad a una mesa de concertación donde dirigentes, autoridades y la población hablaron el mismo idioma y viabilizaron obras cívicas, culturales y sociales .

Muchos monsefuanos- además- me comentaron el desempeño del buen “Polly” Bonilla y entonces vino a mi memoria esa labor –allá por los años setenta-de los guardias civiles Angel Montenegro y otro de apellido Nazario que además de darnos seguridad, se involucraron en el trabajo social e incluso metieron palana en las mingas .
Pero, porqué un policía tiene que hacer esto, si su función es prevenir y cautelar la seguridad ciudadana. Bueno,porque “Polly” es monsefuano e hizo un trabajo de corazón. Realizó funciones que le corresponden al alcalde , autoridad que de acuerdo a la Ley Orgánica de Municipalidades debe dirigir los destinos de la ciudad y además encaminar el Plan Local de Seguridad Ciudadana.

Para nadie es un secreto que la corrupción ha vulnerado las instituciones policiales ,pero vamos a darle el beneficio de la duda al mayor PN Víctor Berneo y sus hombres, y esperar que con la nueva autoridad edil que se elija el 3 de octubre lleve adelante un trabajo de coordinación para que deje de decir “no nos consta; y con presupuesto y respaldo municipal, haga lo que el Ministerio del Interior le ha encomendado.
Recomendaciones.- Permítanme queridos paisanos hacer estas sugerencias que haré con el mejor ánimo, pensando absolutamente en Monsefú. Antes de decidir por su candidato, recuerden que:
1.- Hay lobos disfrazados de ovejas y que no siempre será buen alcalde quien fundamente su campaña en regalitos y una suerte de dádivas; y trate de aparecer como “intencionada y buena persona” aprovechando su desmedida publicidad.

2.-El buen candidato debe mostrar en todo momento sus conocimientos de la Ley Orgánica de Municipalidades, tener un concienzudo plan de gobierno y evidenciar una visión general de la comunidad. Explotar de manera eficaz los recursos que Dios y la madre naturaleza han dado a Monsefú.

3.- Una trayectoria limpia y una probada capacidad para comunicarse con la población, entendiéndose así a la precisa definición de sus metas y objetivos, y consciente de que jamás va a conseguir darnos el gusto a todos nosotros.
4.- Que focalizados los graves problemas de la comuna tenga capacidad gerencial para redistribuir los recursos, que tenga un equipo de asesores profesionales y encuentre soluciones programáticas viables y con financiamiento sustentable en el tiempo.

5.- Creatividad para aprovechar las oportunidades de desarrollo que se presenten y gozar de múltiples contactos a nivel de instituciones, del gobierno central y organismos transnacionales que están dispuestos a ayudar. Para ello hay que conocer de los mecanismos legales y gozar de una probada transparencia y honradez.

En lo que compete a nosotros debemos estar vigilantes y conscientes del trabajo que hace nuestro burgomaestre. Tengamos en cuenta que la integración de las instituciones, el gobierno local y la ciudadanía en general son necesarias y demandará de prolongados esfuerzos, pero será vital para encontrar una luz al final del túnel .
Jamás cerremos las puertas a la colaboración privada, jamás nos crucemos de brazos y dejemos que la alcaldía solucione los problemas de la ciudad. Monsefú depende de todos nosotros, depende de las tareas que hagamos desde la posición que ocupemos, depende de nuestras coordinaciones ,de ser escrupulosos y no manipulables al momento de tomar decisiones. Así seremos actores de nuestra propia historia.(Luis A. Castro )

miércoles, 18 de agosto de 2010

Monsefú y sus encantos



Por: Grecia R. Castro Cabrejos

La primera vez que conocí esta ciudad era apenas una infanta, mi corta edad no me permitió conocer a esta bella cuidad adecuadamente, los recuerdos que tenía de ella eran muy vagos. En septiembre del año pasado, cumplida mi mayoría de edad regresé a la conocida “Ciudad de las Flores”.
“En aproximadamente 50 minutos aterrizaremos en la ciudad de Chiclayo”, manifestó el piloto. Era inevitable no sentirme ansiosa por volver a visitar a tan encantadora ciudad. A mi mente venían las anécdotas relatadas por mi padre y las historias escritas por mi abuelo en su libro, tales como la historia detrás del Arco de la Amistad, las travesuras que cometía en su juventud junto a sus hermanos, su colegio, sus profesores, las leyendas de ciertos personajes y las curiosas historias que siempre quedan en la memoria de sus residentes.
A mí llegada al aeropuerto me recibió mi familia que no veía por mucho tiempo. La presencia del profesor Castro, mi abuelo, y sus palabras “bienvenida a tu casa” me hicieron sentir a gusto y alegre de haber hecho ese viaje. Mi estadía recién comenzaba y en apenas días la gastronomía de Monsefu ya me había cautivado. Potajes como la carne seca, arroz con pato, el chinguirito y como no mencionar el ceviche monsefuano, confirmaron que son los platos más deliciosos y que a los turistas dejan encantados.
Apenas me quedé una semana en esta bella tierra, pero aproveché cada minuto para conocerla y aprender a quererla tanto como mi abuelo con el que tuve un tiempo muy agradable, ya que tenemos mucho en común. Es satisfactorio y admirable saber que dos personas de diferentes generaciones y a pesar de los años de no verse, se conectaron tan fácilmente en tan solo unos días. Su amor por esta tierra es tan palpable que te contagia.
Me quedé encanta con mi visita y espero volver muy pronto y esta vez poder ser partícipe del famoso Fexticum, del cual he oído maravillas. Hasta mi próxima visita.

martes, 10 de agosto de 2010

La última entrevista a Enrique Uceda Senmache


Nota de redacción .- La nota que a continuación leerán fue preparada hace un mes. No la publiqué en espera de una foto que acabo de recibir junto con la triste noticia del fallecimiento de Enrique Uceda, el otrora dirigente del club “7 de Junio”. Guillermo, el inseparable hermano del extinto se asombró al conocer que Enrique me dio una entrevista telefónica. “No lo puedo creer comadrita, mi hermano está muy malito y me causa sorpresa que su hijo lo haya entrevistado. Habla muy poco, le es difícil comunicarse”, le dijo a mi madre Dora Gavelán, mientras expendía carne en su puesto del mercado de Monsefú.

Pero ese diálogo a través del hilo telefónico se dio, Enrique me concedió su última entrevista y quiero compartirla con ustedes. A pesar que conozco el desenlace no voy a alterar nada de lo que para mí es una primicia periodística. Murió el mismo día que cumplió años mi hermana Dora Liliana, la viuda del médico veterinario Manuel Casas Senador. Murió la noche del 9 de agosto. Vaya coincidencia. Descansa en paz Enrique Uceda, desde donde te encuentres, encomienda el porvenir de tu querido “7 de Junio”.
(El editor )

Hay “zambones” para rato

Una insuficiencia renal lo tiene postrado en la cama. Muy a menudo tiene que ser llevado a Chiclayo para recibir ese método terapéutico que se llama diálisis, muchas veces acompañado de su siempre inseparable hermano Guillermo. Enrique era más alto, de tez más clara, pero a ambos les decían los “zambones” por su elevada estatura, pelo crespo , corpulentos, pero premunidos de un alma de niños. Muchas veces los vi trabajar en el puesto que tenían en el mercado de abastos como vendedores de carne de res.Con esa sonrisa característica que muchas veces elevaban hasta sonoras carcajada ambos eran unos personajes, unos seres humanos campechanos que se ganaron el respeto de los monsefuanos, eran conspicuos dirigentes deportivos que junto al doctor Eusebio Cachay, a los integrantes de la familia Mechán, a los Lluén ,a Genaro “gene” Yaipén impulsaron – a mi entender- la época de oro del fútbol en Monsefú.

¡Qué momentos!, quienes hemos saboreado esas vivencias jamás vamos a olvidar las tardes de fútbol a estadio lleno, el espectáculo asegurado, los clásicos entre Aguerridos y 7 de Junio, los encuentros en el coloso ”Benito Flores”, la presencia de clubes como “28 de Julio”, de los rojos del “Independiente”.
Y ahí estaban los hermanos Guillermo y Enrique Uceda, haciendo su ingreso con las camisas afuera, con sus clásicos sombreros de ala ancha, con esa alegría característica que solían tener al saludar a la gente que abarrotaba las graderías, pactando apuestas, gritando “Vamos mi 7 de Junio”, compartiendo diálogos con dirigentes opositores que los aficionados celebraban porque encendían la chacota, las bromas y el humor bien llevado. En medio de esos comentarios cruzados aparecía la inconfundible voz del recordado Fredesbindo ,ese comerciante de abarrotes que con su clásica silbatina y sus expresiones hilarantes conseguía “echarle más leña al fuego”.

Enrique ahora vive en Reque y cuando recuerda esos momentos memorables se le quiebra la voz, esa voz que evidencia el dolor que padece, esa voz que se le extingue a pesar de sus esfuerzos por hacerse escuchar.“Hace tiempo que no voy a mi Monsefú, a mi tierra linda”, nos dice mientras suelta algunas lágrimas.
Enrique y Guillermo Uceda Senmache impulsaron el deporte, fueron los líderes del popular “7 de Junio”. En su época de bonanza económica aportaron mucho dinero para hacer poderoso a su equipo, para traer futbolistas de primer nivel e incentivar que otros dirigentes deportivos hagan lo propio y gane el fútbol, triunfe Monsefú. “Con mi hermano Guillermo lo hicimos en forma desinteresada, por nuestra propia voluntad, por nuestra gente, por el deporte que según me cuentan, ahora está alicaído. Y no nos arrepentimos de nada, al contrario, estamos orgullosos de nuestro aporte, de nuestro sentimiento profundo por Monsefú”, refiere el convaleciente Enrique.
Pero, para quienes reconocemos su contribución decimos que hay “zambones” para rato y nada más grato que haber hecho sonreír a Enrique, al evocar aquella anécdota deportiva con motivo del clásico Aguerridos – 7 de Junio que celebró por partida triple: quebrar el invicto al rival, alcanzar el campeonato y ganar la apuesta de una respetable suma de dinero que compartió con sus jugadores, esos que vestían de azul y oro como el Boca Junior de Argentina. Enrique respira lentamente, se detiene unos instantes y revela: “Faltaban unos minutos para acabar el partido y cometen una falta contra el “chino” Tong en el centro de la cancha. Entonces se decidió que fuera mi hermano Héctor el encargado de cobrarlo. El estadio estaba a reventar, con miles dentro y otros cientos afuera, apostados en los techos vecinos y arriba de las paredes. Había mucha adrenalina, muchos gritos alentando a los jugadores . Yo estaba casi ronco de tanto gritar. Mi hermano Guillermo hizo una pausa como queriendo elevar una oración a Dios. Entonces el zurdo Héctor “la coja” Uceda va despacio hacia el balón y se escucha la voz del doctor Eusebio Cachay sentado en la tribuna preferencial, casi cerca a donde estaba yo. Quería intimidar a mi hermano, hacer trizas su moral y le dijo: ya estás viejo Héctor…
Y mi hermano Héctor que ese día cumplía años no se amilanó y con la experiencia que le dieron sus años en el fútbol le respondió: con todo respeto, esto va para usted doctor. Y la pelota impulsada surcó los aires, fue un tiro largo desde cerca de la media cancha que hizo trizas a los hinchas de Aguerridos. El golero Elcolobarrutia dijo que el balón hizo un extraño y cuando intentó arrojarse vio su portería vencida, la “redonda” besando las redes. El invicto del portero de Aguerridos había terminado, las tribunas vibraron y nosotros celebramos el gol del campeonato, el triunfo ante nuestro clásico rival”, recuerda con prolija jovialidad Enrique.
Debía cortar la entrevista pues la voz del señor Uceda empezaba a sentirse menos, pero él estaba feliz, aún sentía que no lo había dicho todo. Pidió que las autoridades impulsen el deporte, intentó congraciase con Dios solicitándole que haga de él su voluntad y tuvo el tiempo necesario para un agradecimiento especial. Enrique tiene insuficiencia renal, su situación es delicada pero está lúcido para expresar su gratitud: “lo más maravilloso de mi vida es mi hermano Guillermo .Juntos trabajamos por más de 25 años y seguimos juntos, me cuida, se interesa por mí“.
Me quedé perplejo, sentí alguna lágrima correr por mi mejilla .Tremendo reconocimiento a un ser que lleva la bandera del estilo seráfico y humano que tienen los verdaderos hermanos, aquellos que con respeto saben reivindicar ese vínculo de consanguinidad que nunca debe morir; tremendo homenaje a quienes están al pie del cañón en los triunfos y la adversidad. Qué maravilloso ejemplo , qué buena lección. (Luis A. Castro )

Foto leyenda.- El extinto dirigente deportivo con indumentaria de arquero y al lado de su inseparable hermano Guillermo.Este equipo estaba constituido por los "matarifes" de la ciudad.

martes, 27 de julio de 2010

En estas Fiestas Patrias visite Monsefú…se sentirá mejor





Quién en su vida no ha escuchado esa melodiosa canción cuyas primeras letras nos ponen la piel de gallina…?

Tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz,
de haber nacido en esta hermosa tierra del sol,
donde el indómito inca prefiriendo morir,
legó a su raza la gran herencia de su valor.


Por donde quiera que usted está, felices Fiestas Patrias mi amigo, mi compatriota, mi paisano. Son 189 años que nuestra patria blanca y roja ,con la gracia de Dios, mira altiva al cielo con aires de independencia, con sueños de grandeza y cada 28 de Julio renueva esos bríos de la que son capaces las naciones predestinadas a elevar el pañuelo en lo alto de Machupicchu con tradición y garbo.
Felices Fiestas Patrias para todos los peruanos, un abrazo fraterno a la distancia y por favor, saque el pañuelo blanco, séquese las lágrimas y vamos a festejar. Que esas lágrimas vayan de la mano con el reto de aportar con lo poco o mucho que tengamos en aras de un Perú mejor, que nos armemos de valor para hacer el solemne juramento de decir a viva voz te amo Perú,estoy orgulloso de ser peruano.
Y por supuesto que debemos sentirnos orgullosos de nuestras tres regiones, de nuestra costa bañada por el Pacífico ; la majestuosidad de la sierra y la calurosa selva; de nuestros ríos, de nuestras tradiciones, la variedad de nuestro arte culinario y esa innata altivez de tener sangre inca.
Felices Fiestas Patria para todos los peruanos y amemos lo nuestro, con el corazón henchido visitemos los rincones de la patria y démonos un baño de peruanidad. Si usted está en la tierra santa haga turismo interno y dese el lujo que nosotros quienes vivimos fuera, no lo podemos hacer.
Desea una recomendación, pues vaya al norte, cerca de Chiclayo está Monsefú, ese pedacito de ensueño peruano que te espera con los brazos abiertos. En la conocida “Ciudad de las Flores” festejan el aniversario patrio con el Fexticum o la fiesta de la peruanidad. Visite Monsefú, vaya a las picanterías, goce con las comidas, disfrute de sus tradiciones y baile la marinera.
Vaya con la familia. Visite a la tía “Fifi” en el mercado de abastos y tome su delicioso champús en el desayuno. O tal vez quiere unos chicharrones de chancho con sus camotes fritos y ese pan especial que solo en Monsefú lo saben hacer. Guarde estómago porque para el almuerzo hay pepián de pavo, insuperables ceviches, arroz con pato, panquitas de lifes,espesado,tortilla de raya, parihuela de mero…etc.
Feliz aniversario compatriota y siga mi consejo, brinde con una espumosa “chicha de jora” y diga soy peruano, soy feliz.En estas Fiestas Patrias vaya a Monsefú y haga un reencuentro con aquellos detalles que lo harán sentirse mejor.(Luis A. Castro )

viernes, 23 de julio de 2010

El Fexticum 2010 ya tiene su soberana





Enamorada de Monsefú y sus costumbres,mi hermana Rosa Victoria hizo un largo viaje desde Madrid España, para presenciar las actividades programadas por la comisión organizadora del Fexticum. Ella comprobó la urgencia de relanzar esta festividad y me dijo que todo se organizó en casi un mes, con una premura propia de quienes hacen las cosas por cumplir y no por innovar. Incluso el folleto con la programación oficial escaseó pese a los intentos de cientos de ciudadanos por encontrarlo. Era más fácil hallar una aguja, que un boletín del Fexticum en un pajar. Pero siempre hay personas que con coraje y mucho amor al terruño intentan revertir la pobreza de las actividades y despliegan una labor digna de encomio. Por ello mis congratulaciones para Radio “La Norteña”, que ejecutó la elección de la Srta. Fexticum, a los voluntarios capitaneados por Felipe Vallejo que hicieron de las suyas y confirmaron que cuando hay dirección y ganas, las autoridades sobran. ( El editor )

Por Rosa V. Castro Gavelán
Pese a la fría noche una multitud abarrotó el mini-coliseo ,que sirvió de escenario para coronar a la soberana del Fexticum 2010 en su edición 38, la señorita Suggeyli Salazar Guzmán.Así se dio inicio oficial a las actividades programadas por la comisión organizadora.
Es la primera vez que disfruto la elección de nuestra reina y más pudo la buena organización del evento al terrible frio que amenazó con hacernos desistir. Fue una jornada donde - estoy segura- los asistentes nos contagiamos con la buena música de la criollaza Lucía de la Cruz, de otros artistas invitados entre ellos la carismática Susanita Benites de apenas 11 años y la buena actitud de las candidatas, que tomaron muy en serio su participación y tuvieron un desempeño bastante elevado.
Las doce candidatas estuvieron a la altura de las circunstancias y en cada una de sus acciones hicieron gala de cultura, conocimiento del folklore monsefuano y una simpatía que arrancó el aplauso de los asistentes. De lejos se pudo notar que hicieron ensayos previos, que fueron llevadas al escenario con antelación para evitar hacer papelones de penosos comentarios . Los cinco integrantes del jurado,entre ellos el arqueólogo Victorino Túllume y el periodista Lucho Gonzales estuvieron acertados y el público premió su trabajo.
Quien sí la pasó mal fue el alcalde Lázaro Puicón, que cada vez que era mencionado recibía sonoras rechiflas pese a los intentos del animador Felipe Vallejo de amistarlo con la concurrencia. Incluso Lucía de la Cruz hizo un agradecimiento a los responsable del Fexticum y mencionó al burgomaestre ahí presente y Lázaro redondeó su ingrata noche con una gran silbatina de descalificación . A nuestra peruanísima cantante no le quedó otra alternativa que comentar entristecida:”Lo siento Lázaro, lo siento manito, yo no tengo la culpa, quise saludarte pero ya sabes…el público es soberano'.
La señorita Suggeyli Salazar participó en representación del colegio “San Carlos” y ella se hizo merecedora de varios premios. Como señorita Simpatía 2010 y segundo lugar fue electa María Bernal Lluén de “Sonrisitas School”. Pienso que una mención honrosa también debió haberse llevado la representante del colegio “Carlos Weiss”.
Es rescatable la buena presentación de las concursantes. Todas ellas se presentaron correctamente uniformadas, con pantalones vaquero y blusas blancas finamente bordadas. Ellas subieron y engalanaron el escenario que fue preparado por voluntarios de lujo, que invirtieron su tiempo y dinero en pos de un Monsefú como el que soñamos los buenos hijos: progresista , respetado y culto.
Por ello corresponde felicitar a “Garza publicidad” que puso el escenario. A “Saba Producciones” que decoró los ambientes por donde las candidatas iban a desfilar y a José Pisfil Llontop que demostró su arte y nos regaló un trabajo de pintura digno de encomio.
El público tuvo un correcto comportamiento y por ello Lucía de la Cruz, que permaneció descalza durante su show agradeció el calor humano y prometió volver cuando Monsefú lo requiera. Ella se mostró complacida por el evento y reconoció los esfuerzos de los monsefuanos por mantener vigente las costumbres y tradiciones que enriquecen al Perú.
Quiero a través de ese artículo dar a conocer la programación, que mucha gente, turistas y monsefuanos desconocen:
23 de Julio
10am. Desfile cívico escolar competitivo .
24
10 am. Elección de la niña Fexticum en el local de la municipalidad.
10.30 am. Concurso de pelea de gallos en su primera etapa( Cuadra 7 de la calle San Martín)
25
9.30 am. Inauguración de exposiciones de monsefuanos intelectuales en el local del Centro Social Progresista.
10 am. Teletón pro construcción del local de la Cía. de Bomberos. Todos a apoyar esta buena obra que se desarrollará en el Parque Principal.
10.30 am. Concurso de pelea de gallos en su segunda etapa, siempre en la cuadra 7 de la calle S. Martín
26
Campeonato Regional de Tejas
27
9pm. Serenata a la Patria en la pérgola del Parque Artesanal
28 : en el 189 aniversario de nuestra Independencia
9am. Concurso nacional de tondero y marinera para jóvenes especiales en el Mini-coliseo
10 am. Misa especial por Fiestas Patrias
11.15 am. Izamiento del Pabellón Nacional
1. pm Almuerzo criollo y entrega del Premio Fexticum 2010.
3 pm. Concurso de arcos típicos en el Parque Principal.
4 pm. Concurso de marinera tradicional en la pérgola del Parque Artesanal.
29
10 am. Segundo festival gastronómico del pato en el restaurante”El Pionero” de Callanca
11 am. Exhibición de coreografías de marinera a cargo de la academia Miura en el Parque Principal.
11.30 am. Exhibición de caballos de paso.
3 pm. Presentación de elencos universitarios en el Parque Artesanal.

Nota: Todos los días habrá exhibición de artículos de artesanía,carpintería,óleos y otros en el taller de la capilla de la iglesia “San Pedro”.

domingo, 18 de julio de 2010

Tito Uceda: hay zurdo pa' todo el año




Luis A. Castro

Algunas veces coreamos su famosa canción “Pa’ todo el año” que grabó con el grupo “Fantasía”; otras ocasiones gritamos con emoción sus goles olímpicos enfundado de la casaquilla naranja del Aguerridos ó la azul oro del “7 de Junio” y en ocasiones lo observé dictando clases como un responsable y culto profesor.
Fui creciendo con la alegría de verlo en tareas de multifacético, ejecutando actividades como adolescente y luego adulto sin vivir de la fama y por el contrario coludido con esa simpatía y humildad de la que son dueños pocos seres humanos. Muy popular era su apodo “La coja” y sin habérselo preguntado me interrogo…porqué “la coja” si no es lisiado, porqué ese alias si muy por el contrario tuvo un par de piernas, especialmente su famosa zurda con la que encandiló a los amantes del buen fútbol.
Confieso que lo entrevisté por otras razones y terminé aceptando que era el personaje a elegir, que Héctor “Tito” Uceda Senmache merecía una de mis crónicas porque las nuevas generaciones de Monsefú deben saber de él y tratarlo como corresponde a un ídolo viviente.
Apareció en el famoso “Estudiantes Parroquial”, ese equipo de desenfadados adolescentes que con un juego pícaro llenó de fútbol a nuestra ciudad. Luego lo observé alineando en “Los Aguerridos”, cobrando tiros de esquina y anotando olímpicos goles en memorables tardes dominicales. Luego por la noche subía a los escenarios para interpretar canciones formando parte de nuestra agrupación bandera “Grupo 5”. Había nacido para ser recordado como grande y por eso mientras sus compañeros de equipo festejaban un triunfo, muchas veces libando licor, él cuidaba su integridad y combinaba su pasión deportiva con la artística. Pero como cantante tampoco escapaba de las invitaciones, la cerveza iba y venía, las fiestas, las jaranas formaban parte de su vida, pero siempre fue un necio para las tentaciones. Salía airoso, fresco y recuperado para al día siguiente lucir como un preclaro maestro.
Tito Uceda sigue combinando aquello que lo apasiona. Sigue ligado al fútbol, lleva 24 años enseñando ciencias sociales en el colegio “Diego Ferré”, ahora es empresario-propietario de la agrupación musical “Acuarela” y tenemos que adicionar su instinto de servicio: está postulando para ser concejal en las presentes elecciones 2010.
“La coja” Uceda no se amilana ante nada, sigue prolijo en servir a su Monsefú querido. No es ningún prestidigitador, está enterado de los problemas y con su bagaje de experiencias estoy seguro tiene un cúmulo de ideas para mejorar el deporte e incentivar la educación. Su aventura política no es descabellada, él lucha a diario contra la deserción escolar, coordina la “Escuela para padres” porque es un convencido que el trinomio maestro-padre-alumno es obligatorio en favor del alumno.
“Hay mucho por hacer en nuestro Monsefú y creo tener algunas soluciones” refiere muy seguro Tito Uceda. Su vida está plagada de anécdotas y vivencias; y cuando examino lo bien que llevó su vida personal, él agradece a Dios por todo lo que le ha tocado experimentar, por esos triunfos como artista del fútbol y de los escenarios; por haber trabajado al lado del “Faraón de la cumbia” Elmer Yaipén, por tener una esposa como Luisa Rodríguez ; por haber representado como monsefuano a la selección de de fútbol de Lambayeque en las Olimpiadas escolares de Arequipa, por haber salvado de morir en aquel accidente donde el bus con todos los integrantes del grupo”Fantasía se volcó en Paita, por los tres hijos que tiene; por esa voz que popularizó temas “Ron pa’ todo el mundo”, “tú me amas, yo te amo”, “Piénsalo”.
La fortaleza física de Tito sigue vigente, se da tiempo para todo y muchos comentan que tiene un secreto: el caldo de criadillas que alguna vez se puso de moda en Monsefú y que muchos jugadores saborearon antes de un encuentro de fútbol. Está grabando canciones con su grupo “Acuarela” y mientras lleva a delante su reto de incursionar en la política, asume otro desafío, fortalecer a su heredero Kelvin.

Foto-leyendas .-

1.- El famoso “Aguerridos” de Monsefú. Los jugadores hincados de izquierda a derecha son: “Pibe” Beltrán,Oscar Guevara,”Cholo” Salazar,Marcos Guevara, Cañola y nuestro personaje Héctor “La coja” Uceda.

2.-Parado,detrás de Víctor Yaipén está Tito Uceda.En la foto está el “faraón” Elmer,sus hermanos Walter y Javier,así como Jorge Uypan, Klito Quesquén y el trompetista “Cholín”.

miércoles, 30 de junio de 2010

Problemas de comunicación

Mi amigo Lucas me preguntó el otro día qué es la comunicación. Le expresé mis conceptos y apreciaciones, pero como no quedó satisfecho, acudí al diccionario para escudriñar un tanto más. Entonces pude ampliar la información que comunicar es anunciar, avisar, manifestar, notificar, participar; y que si somos comunicativos seremos más accesibles, sociables y tratables. Seguí revelando detalles a Lucas, pero su rostro de desconcierto no varió, seguía hosco, poco afable .Entonces me animé a interrogarlo y logré obtener su confesión. Estaba de acuerdo con mis respuestas pero triste por las vivencias que lo obligaron decepcionarse de sus paisanos de Monsefú.
Muchos estamos muy lejos de saber comunicarnos, me dijo a rajatabla. Luego agregó que mayor dolor le causa cuando sus paisanos de Monsefú interpretan el significado de comunicación alejándose de la sociabilidad y del buen trato hasta colindar con la falta de respeto y a veces con la mentira y cierta viveza criolla.
Bueno Lucas, tal vez no supiste comunicarte, le dije, y el sostuvo lapidariamente que sí lo había hecho y que por el contrario muchas veces vivimos aletargados sin dar el verdadero valor a la comunicación.”Con la comunicación efectivizamos pensamientos, intercambiamos ideas y sentimientos en un ambiente de cordialidad y enriquecimiento personal de las partes”, me dijo .
Entonces adicionó que muchos personajes dieron su vida para tratar de comunicarse y que tal vez sus paisanos monsefuanos lo habían olvidado. Lucas estaba molesto y siguió con sus comentarios.”No sabes todo lo que hicieron Grahan Bell, Marconi, y el mismo Thomas Edison para alcanzar sus inventos del teléfono, el telégrafo, etc. con la idea de querer comunicarse y nosotros que lo tenemos en plato servido, deshonramos a ellos y nos olvidamos de manifestarnos”, acotó.
Tienes razón, le dije, la comunicación es indispensable para mantener las buenas relaciones en todos los ámbitos de nuestra vida, particularmente en la familia, el trabajo y las personas más cercanas a nosotros. Entender y hacerse comprender es un arte que facilita la convivencia y armonía en todo lugar. Lucas me escuchó atentamente, pero mi amigo monsefuano persistía en su desazón y se interrogaba porqué sus paisanos saltaron la valla y en lugar de interpretar comunicación, la habían clasificado a su manera.
Eso suena interesante, repliqué, pero dame mayores detalles de ese catálogo. El se explayó:
1.- El de la ex alcaldesa Rita Ayasta. Ella creó el “ ablandamiento” al tratar de no comunicarse con el profesor Castro Capuñay ,desairarlo en muchas oportunidades con la intención de que se olvide y no pagarle una deuda que ella como autoridad se comprometió en cancelar. Finalmente lo hizo gracias a la comunicación de su relacionista Wilfredo Salazar y los “recuerdos” de Rosa, la hija del profesor Castro.
2.- El del periodista Felipe Vallejo lo denominaremos “frejoles” ,porque con su intención de trabajar de sol a sol se incomunicó por completo. Se encerró en una atmósfera poco diplomática y se alejó de las relaciones públicas.
3.- El de Liliana Escajadillo se llamará “ correo”, porque tal vez la incomunicación surgió debido al mal trabajo de la oficina postal.
4.- El de Walter Yeckle es “carambola” porque su intención de recordar a su entrañable Kiko Custodio la pasó a otra persona y luego él se incomunicó y no culminó con su parte para ese pequeño homenaje.
5.- El de la Policía que presta servicios en Monsefú es “displicencia” porque no se comunica con los vecinos que requieren de vigilancia policial y por el contrario tiene sintonía con gente que desarrolla la viveza como cultura.
6.- El de nuestro alcalde Lázaro Puicón lo denominaremos “corto circuito” porque a pesar que no es un electricista, se incomunicó y cortó la relación pueblo-municipio con su inanición.
7.- Un caso diferente fue el de Omar Sigueñas, al que denominaremos una comunicación “pilas”, porque cuando fue requerido de inmediato se puso a las órdenes y se comunicó en el tiempo posible con su interlocutor.
Lucas tiene su punto de vista y antes de darme un apretón de manos y despedirse dijo que comunicarse es útil ,que sus paisanos tienen el beneficio de la duda y que para llevar adelante cualquier tipo de relación siempre debemos dejar un espacio para ponernos en el lugar del otro y pensar las cosas desde esa posición.”Tal vez así nos podamos entender mejor”, sostuvo,al tiempo que dejó un mensaje de reflexión …crea buenos hábitos y ellos guiarán tu vida. ( Luis A. Castro )

sábado, 22 de mayo de 2010

"Grupo 5 " y "Los Yaipén" vienen a EE. UU.



Anuncian con bombos y platillos un espectáculo que el finado Elmer Yaipén desde el lugar donde se encuentra ha echado su bendición e hinchado su pecho de orgullo.Sus hijos Elmer Jr. y Andy (Grupo 5 ) y sus hermanos Javier y Walter( Hnos. Yaipén) vienen a los Estados Unidos para amenizar los mejores eventos programados para Fiestas Patrias en julio.
Son el plato fuerte de estas fiestas celebratorias, son las agrupaciones musicales más importantes que los organizadores confían para atraer masivamente al público peruano y residente de los Estados Unidos, son las orquestas más populares del Perú que encabezan la cartelera de artistas y que hace rato, aportan su fama para seguir mostrando lo que significa nuestra tierra de sangre mochica, Monsefú.
Quienes vivimos en esta tierra del tío Sam sentimos cierto aire de altivez cuando a través de periódicos, la televisión y la radio se anuncian los eventos y escuchamos o vemos la promoción publicitaria. De verdad suena espectacularmente delicioso cuando dicen …el Grupo 5 de Monsefú; los hermanos Yaipén de Monsefú.
Tanto el Grupo 5 como los Hermanos Yaipén hace rato que han internacionalizado su música, se han convertido en embajadores monsefuanos por países de Europa, Asia y Norteamérica y eso es muy importante. Por donde vayan siempre escucho a ellos decir que son de Monsefú , Perú ; pasean su talento sin olvidar su origen y eso es encomiable.
Pienso que el conocido “faraón de la cumbia” jamás imaginó el sitial importante que hoy ocupa la familia Yaipén. Muchos recuerdan a Elmer ayudando a su tío en la mueblería que tenía y alternar los fines de semana en la orquesta de los hermanos Puicón, aprendiendo y consolidando su afición por la música al lado de un grande,el saxofonista Rogelio Puicón.
Luego dio el gran salto al fundar un 31 de enero de 1,973 al “Grupo 5 “ junto a su hermano Víctor y en breve tiempo internacionalizar “No pongas ese disco” en Argentina y México. La música romántica con que se inició sufrió un cambio años después al interpretar cumbias norteñas.Con su voz Elmer popularizó temas como “Humo del cigarrillo” ,”Parranda monsefuana”, “La guagua” y tantas canciones. Con su música se adueño de toda la parte norte del país y luego a fines de los 90 llegó a Lima.
Junto a sus hijos visitó algunas veces la compañía “Editora Universal” del empresario Higinio Capuñay y ahí los conocí. Elmer Jr. era un niño muy tranquilo,risueño, formalito. En cambio Andy , el que siempre iba con su infaltable flauta, era juguetón y bromista. En cierta ocasión asustó en extremo a Silvia, la jefe de personal , colocando un grisáceo ratón debajo de su escritorio. Los gritos destemplados de la ejecutiva se escucharon en todo el edificio y muchos fueron a su encuentro, encontrando al inquieto Andy celebrando a carcajadas su travesura.
Elmer Jr. y Andy son ahora los responsables del éxito rotundo del “Grupo de Oro del Perú”. Cultivaron el arte de su padre y aceptaron los retos de engrandecer la herencia que recibieron.
Walter y Javier son los hermanos del extinto “faraón" Elmer Yaipén. Ellos trabajaron desde adolescentes en la agrupación. Walter como percusionista y Javier en los teclados. Después de 26 años de trabajar con el “Grupo 5” decidieron nuevos horizontes y un 18 de mayo del 2,000 fundaron “Los Hnos. Yaipén”.
Walter es mi contemporáneo , coincidimos en numerosas oportunidades cuando su cuñado Nelson,esposo de Juanita, lo mandaba a cuidar la granja de pollos ubicada en “El palmo”,un sector agrícola de Monsefú. El terreno de mi abuelo Federico estaba al costado y juntos íbamos a buscar frutas por las chacras y después terminábamos sacrificando un pollo que comíamos a escondidas. Ahora que la vida le sonríe recomiendo a Walter “pochorolo” saldar las cuentas a su cuñado Nelson.Claro está, estoy dispuesto a compartirlas.
Viene a mi memoria también las veces que ingresábamos a pescar en el llamado “dren”.Muchas jornadas hacíamos apuestas y ninguno de los dos lográbamos coger un pescado. Pero un día le gané por un golpe de suerte ,pero también gané toda una noche con fiebre y un terrible dolor generalizado. Cuando ambos salíamos del agua resignados a un empate,sentí un agudo dolor en el pie.Maldición,dije yo, no gano y todavía una espina ha incrustado mi pie. Salí cojeando con la ayuda de “pochorolo” y al levantar mi pierna observé un pequeño pececito, un bagre que colgaba en mi adolorido pie.
Tal vez tenga la fortuna de verlos triunfar en los escenarios de Virginia, ojalá pueda coincidir mi tiempo con el de ellos y entablar un encuentro, mejor dicho un reencuentro después de tantos años.
Monsefú mantiene una vigencia de la que sus hijos debemos sentir orgullo. ( Luis A. Castro Gavelán )

Foto leyenda .- Elmer Yaipén junto a sus hijos( de pie) y arriba de ellos Walter y Javier.

miércoles, 19 de mayo de 2010

El balompié monsefuano en jornadas inolvidables


(Tomado del libro que prepara mi señor padre,Luis Castro Capuñay, y que presentará si Dios quiere, en Julio del presente año )

Reflexión.- El aspecto deportivo de mi libro tiene el significativo aporte de uno de los valores más destacados del balompié monsefuano, mi dilecto amigo, señor Eduardo Gaspar Huertas Barco. Él nos hace recordar épocas brillantes, de una vida más humana, por cierto, muy distinta, a la que se vive hoy. Si ayer nos admiramos de los esfuerzos, las constancias y alegrías que nos regalaban la juventud, la actual no tiene parangón, no tiene la pujanza ni el amor a la camiseta que exhiben.
Un recuerdo de nunca olvidar.- Efectivamente la afición quiso definir la supremacía de los mejores equipos de la década de los 50 a los 60. Los dirigentes de ambas Instituciones deportivas se pusieron de acuerdo, eligiendo el Estadio Elías Aguirre de Chiclayo para dicho encuentro. Las apuestas de los fanáticos fueron tentadoras, entre ellas la de un padre con su hijo: Don Bonito Flores por el Independiente y Rosario Flores, por Juvenil.
La disputa oficial fue un trofeo donado por el Presidente de la República, Dr. Manuel Prado Ugarteche, gestionado por el Diputado, Dr. Genaro Barragán Muro.
Con este gran aliciente y optimismo los miles de hinchas, los 22 jugadores con mucha personalidad lucharon la primacía, el juego fue vistoso y colorido con derroche de entusiasmo, esfuerzos y destrezas que hacían delirar a la multitud congregada en las tribunas. Mucho más aumentó el delirio con la gran actuación de José Miura y Homero Alván, quienes en forma inteligente y con audacia se hicieron presentes en el marcador. Por Independiente lo hizo Manuel Castro. En medio de la desesperación y con la afición puesta de pie, ya en la postrimería, del encuentro Independiente perdió un penal. La hinchada juvenil vivió con euforia el triunfo de su equipo, los que habían vivido una pasión excesiva durante 90 minutos y mucho más lo hizo cada jugador con garra y entrega. La locura se desató en las tribunas y los dirigentes se entregaron a los festejos de varios días.

sábado, 1 de mayo de 2010

“El arco de la Amistad”



Es el lugar obligado para posar y retratarse. Es la figura oportuna para perennizar nuestra estadía en Monsefú. Es el sitio indicado de ciudadanos y turistas para hacer una inolvidable postal. Se ha convertido en el símbolo ,en la imponente figura que permite el ingreso al área urbana de la “Ciudad de las Flores”.
Nos referimos al “Arco de la Amistad”, a la ovalada construcción que desde 1,988 enseñorea su presencia en el Perú y el extranjero como una muestra de la pujanza y laboriosidad de los monsefuanos. Es así como Monsefú da muestras de su desarrollo, porque aquellos que nacieron en la tierra de Diego Ferré se regodean de orgullo y no escatiman esfuerzos en sumar y contribuir.
Dos años antes de cumplir Monsefú 100 años de elevada a la categoría de ciudad, el empresario Higinio Capuñay y el extinto Ernesto Llontop propulsaron la fundación de la “Asociación Progresista Monsefuana”,APM , en la ciudad de Lima. A ellos se aunaron el “negro”José Castillo, Dante Angeles, Gilberto Garnique,Félix Liza , Zoilita Pisfil y Luis Castro G. La intención era festejar a lo grande ese centenario .
Desde Monsefú nuestro querido “faraón de la cumbia”, Elmer Yaipén, se identificó con los proyectos de la APM y se convirtió en un miembro más de la institución, poniendo a disposición su conjunto musical, el “Grupo 5 “.Y así se empezó a recaudar fondos económicos, el Grupo 5 amenizó uno y otro evento social en Lima. Los monsefuanos residentes en la Capital, sus amistades e hinchas del “Grupo de Oro del Perú” acudieron masivamente a las fiestas .
Entonces las intenciones se convirtieron en realidad y el trabajo arduo, las amanecidas y horas extras de labor dieron sus frutos. Era la época en que la cumbia norteña significaba un “bicho raro” para los promotores de espectáculos limeños que apostaban por la “cumbia chicha” y que amenazados por el ritmo que imponía el “Grupo 5 “ buscaban sabotear las fiestas benéficas. Por eso cobra mayor relevancia este trabajo benéfico que incluso y contra todo pronóstico organizó una gala en el aristocrático Club de la Unión , en pleno centro de Lima.
La Asociación Progresista Monsefuana rompió esquemas e hizo un trabajo perseverante, encomiable. Entonces se decidió regalar a Monsefú el arco de bienvenida que muchos –sin hacer nada- comentaron que sería un elefante blanco en un pueblo como el nuestro y que se estaba cometiendo un acto de locura.Se encargó el trabajo al ingeniero José Mario Capuñay y éste plasmó las ideas de la APM .
Un 26 de octubre de 1,988, esta arquitectura representativa se inauguró como episodio principal dentro de las numerosas actividades que acontecieron a los 100 años de Monsefú. Las autoridades del departamento , representantes del gobierno y pueblo en general vieron como la APM entregó la obra.Además alcanzó el dinero para realizar una serenata con una comitiva de prestigiosos artistas limeños que jamás habían visitado “La ciudad de las Flores”.
La APM siguió con sus obras y a lo largo de la carretera Larán – Monsefú inauguró modernos paraderos para dar sombra y comodidad a los usuarios que aguardan vehículos .Se inició la construcción del hospital materno infantil “Miguel Custodio”, se regaló miles de cuadernos a los educandos y se hicieron actividades que difícilmente se superarán. Una línea especial merece el empresario Higinio Capuñay, que cuando se trata de Monsefú siempre estuvo atento a contribuir.
Quienes formaron la Asociación Progresista Monsefuana tomaron la decisión de evitar la publicidad barata y desistieron poner una placa recordatoria, porque consideraron que la obra fue de todos quienes acudieron a los eventos bailables y dieron su granito de arena ; y que si se ponía la placa, debía tener en letras de molde los nombres de esos miles de héroes .
Pero han pasado casi 22 años y creo conveniente recordar y homenajear a esos monsefuanos que revolucionaron la forma de contribuir por su ciudad, de ser generosos y agradecidos , de compartir luchas y una concatenación de ideales por la patria chica.
Luis A. Castro Gavelán

sábado, 24 de abril de 2010

Los creadores del Fexticum de Monsefú




Nació como el deseo explícito de las escuelas primarias para conseguir fondos a favor de sus arcas. Tal vez lo que sostenga se preste para la polémica, pero eso es el resultado de haber dialogado con diversos actores de aquella primera reunión que derivó en el nacimiento de la Feria de Exposiciones Típico Culturales de Monsefú, FEXTICUM.
Una reunión de directores primarios convocada por el profesor Manfredo León, entonces director del Núcleo Educativo Comunal # 4,NEC, con sede en Monsefú y con oficinas en el hoy colegio San Carlos, derivó en la antesala una conversación con el profesor Miguel Gonzales Delgado, quien mostraba su felicidad por los éxitos de un evento cultural y deportivo que organizó la recordada escuela “La Misericordia”. “Hemos recaudado mucho dinero”, dijo Gonzales que para esa actividad hizo las veces de coordinador.
Entonces la recordada Olga Rodríguez de Soto, directora de la escuela de mujeres # 2216 dijo una frase que animó a los presentes: “ Y nosotros qué esperamos en hacer algo igual y sacar dinero para nuestras escuelas porque no tenemos ni para las franelas”. Todos se miraron y coincidieron en pedir más detalles a Gonzales Delgado .En esos momentos ingresó el director Manfredo León y la agenda programada derivó en una tertulia en la que acordaron hacer una actividad similar a la efectuada por la escuela “La Misericordia”.
El profesor León no pudo terminar la reunión y solicitó al profesor Limberg Chero,que trabajaba para el NEC #4 , culminarla . Los directores convinieron en concretar el proyecto con nuevas ideas y para conseguir el auspicio de la Municipalidad de Monsefú eligieron a Limberg Chero como coordinador, el mismo que dialogó con el alcalde Ing. Oscar Salazar Chafloque con resultados halagadores.
Con el aporte de todos los directores y el coordinador Limberg Chero se cambió la figura de una actividad deportivo-cultural por la de una feria con matices completos, con exhibiciones de danzas y bailes folclóricos, dibujos, pintura y periódicos murales; exposiciones de joyas, túnicas, obras de carpintería , sastrería y pirotécnia. Además rifas, tómbolas, gimnasia; una fiesta bailable en el mercado de abastos y la venta de comida. La fecha propicia fue el 29 de Julio de 1,973 por el atractivo de las Fiestas Patrias en todo el Perú y por lo tanto también se organizó una parada cívica con la presencia de delegaciones de todos los centros educativos de Monsefú.
Cada escuela fue encargada de cocinar un potaje diferente y la responsabilidad de organizar una de las tantas actividades programadas. También hacer una típica ramada para expender las comidas y bebidas. Para asegurar los ingresos se comprometieron a los padres de familia, a quienes se les vendió por anticipado boletos para consumir los platos típicos.
Llegado el día de la inauguración el éxito sonrió al FEXTICUM, miles participaron. No solo estuvieron los residentes monsefuanos, sino que también lo hicieron ciudadanos de distritos cercanos animados por los múltiples eventos y exposiciones. Como anécdota se recuerda que muchas personas acudieron con sus boletos para reclamar la comida y se encontraron con la sorpresa que ésta se había acabado.
Entonces los organizadores decidieron esa misma tarde repetir lo acontecido al día siguiente para resarcir la molestia de quienes se quedaron sin saborear los ceviches, parihuelas y todo el bagaje de platos gastronómicos que Monsefú ofrece a los más exigentes paladares.
Pronto el FEXTICUM cumplirá 37 años y la organización ahora corre a cargo de la municipalidad. Su fama ha crecido no solo en el Perú, sino también a nivel internacional, pero con ciertos defectos que se necesitan extraer cuanto antes. Me pregunto qué pasaría si esta feria pasa a manos privadas para recibir nuevos aires. Con idea empresarial y un trabajo con criterio y responsabilidad podría devenir en mejores dividendos para la ciudad y sus pobladores. El éxito del FEXTICUM está basado en nuestra atractiva gastronomía, pero urge innovar las distintas actividades que cada año son repetitivas para mantener incólume el prestigio de Feria de Exposiciones Típico Culturales de Monsefú.
Luis A. Castro Gavelán.

martes, 20 de abril de 2010

Jornadas deportivas



Recordar,evocar momentos gratos, es una forma de inyectar ánimo a tu vida. Los recuerdos se manifiestan, son la raíz del alma y vigorizantes para nuestro presente.
Después de muchos años tomé contacto con “Teny” Cigueñas,ahora convertido en profesor y muy amablemente me envió numerosas fotografías del recuerdo ,retratos que me trasportaron al pasado y emergieron vivencias ,rostros ausentes, sonrisas y valores que peregrinan con el deporte y las sanas costumbres.
Miré con beneplácito fotos del “Grupo Amigos”, huellas imborrables de actos costumbristas como “Los Negritos”, actividades del Fexticum, nuestra feria de exposiciones típico culturales . Son retratos que nosotros los monsefuanos atesoramos porque son banderas que nos tocó vivir,son huellas imperecederas que están ahí, que flotan de inmediato y que con el tiempo adquieren mayor significación.
Dentro de esas fotografías ,una de ellas me hizo recordar el entusiasmo de la “tía” Colomba por difundir el baloncesto, por motivar a la juventud a la práctica del deporte. Jornadas memorables de los días sábados en la cancha del colegio “San Carlos”, equipos que se formaban emulando a los “White Star” ,competencias que derrochaban pundonor y energía, que te obligaban a días anticipados de preparación y a celebraciones moderadas con vino de casa elaborado por la señora Cachay.Y luego…a la misa de ocho, como buenos cristianos.
El premio era lo de menos, competir y divertirnos encestando balones era el “vacilón”. Incluso hubieron equipos que se reforzaban con jugadores de Puerto Eten y Ciudad Eten,pero cada quien lo hacía por participar, aunque había que sacar un dinero extra del bolsillo. El club Universitario con su infatigable dirigente “malaca” hacía de las suyas no solo en fútbol, también lo hizo en básquet y ahí está la placa con “Teny” Cigueñas, Jorge Araujo, Flemyn, Boggio, César Oña y Lucho “macano”.
Y el deporte siempre nos apasionó, lástima que nuestro actual estadio de fútbol esté dando pena, que nuestras autoridades poco hayan hecho por reivindicarlo. Pero estamos evocando gratos recuerdos y viene a mi memoria los fabulosos tiros de esquina de Héctor “la coja” Uceda, aquellos goles olímpicos que hizo con la casaquilla del inmemorable “Estudiantes Parroquial”.Quién no se acuerda del equipo de adolescentes que por los años setenta causó sensación.El dirigente Nicanor Larrea se puso el equipo al hombre y ayudó a consolidar este cuadro que dio mucho que hablar.Rememoro las “carretillas” del defensa “Charún” Casas, las jugadas por la punta derecha del “negro” Cumpa,los finos pases de Arturo “pájaro” Boggio, la inquebrantable defensa con el “negro” Arraguí,Benito Gonzales y el “chino” Kant.Las atajadas felinas de “mangas” Rodríguez, de su suplente de lujo “Kiko” Custodio, el aporte de un trío de primos,los Guevara, con Richard, Marcos y Oscar.Miro la foto y se me escapan otros nombres,pero no dejo de observar a dos personajes que no siendo jugadores siempre estuvieron al pie del cañon,junto a los “Estudiantes”, Uge” Larrea ,un pupular locutor radial y mi primo Walter “prado” Guevara.
La fotografía está en blanco y negro y ahí también destaca la figura del entrenador, de Lucho Boggio.Qué será de la vida de esos deportistas. Ellos forman parte del gran legado de monsefuanos que lo dieron todo,que desde sus puestos de vanguardia ofrecieron sus mejores atributos para creer en el deporte,creer que la sana diversión es posible y que sus aportes deben ser emulados.
Luis A. Castro